El trío Sharman Den se lleva la victoria

Joan Colomo ya lo dijo nada más salir a dar los resultados: “Sufriremos hasta el final”. Ese día, Colomo no fue troleado con las votaciones del jurado y ni La Zowi ni Jimi Hendrix salieron como ganadores. Fue una semifinal muy ajustada: uno para Aloha Bennets (Böira, ganadores del Bala Perduda 2016), dos para Speaker Cabinets (Sala Apolo y el crítico musical Senén Armengol) y dos para Sharman Den (Jose Zagazeta de la Cúpula Musicy David Arias del Primavera Sound). Éstos últimos se llevaron la victoria y tendrán que vérselas con Retirada, Las VVITCH, Odina, Lansbury y Victorious Fleet Comanders el 20 de enero de 2017.

La primera banda en tocar fue Aloha Bennets, que en menos de un mes han pisado la Sala Apolo tres veces. Inauguraron la última semifinal del Bala Perduda con una introducción instrumental hasta que estalló el primer tema. Éste era ‘Varadero’, el single de  su segundo EP ‘Mahalo’ que salió a la luz el 26 de septiembre y cuyo nombre significa gracias en hawaiano. Ellos son Álvaro (batería), Olga (voz y bajo), Mireia (voz y guitarra) y Cris (voz y guitarra). “Estábamos todo el día de bolo en bolo así que decidimos hacer una banda”, explicó Olga, que en honor a las hermanas Bennets de Jane Austen bautizó parte del nombre de la banda.

aloha-bennets-bala-perduda

Fieles al género, las canciones son cortas y invitan a moverse. ‘No me importas’ tiene un riff inicial un poco nirvanero, aunque rápidamente el toque Aloha Bennets lo cambia. La canción ‘¿Qué es eso?’, con la que ganaron el F.E.A. Festival, es divertida y “caspa total”, explicaba Cris antes del concierto. “Tía, ¿qué es eso? ¡Es un pene tieso!” dice el estribillo. Si alguna vez las han comparado con Las Bistecs, probablemente ésta sea la que más podría recordarnos al dueto de electro-disgusting. Sin embargo, la propuesta no tiene nada que ver.

“Me quiero largar de esta ciudad. Desde que he llegado todo me ha salido mal” nos cantaban casi al final del concierto. ‘De Sol a Tribuna’ esconde un viaje tormentoso a Madrid: “No quieras saber lo que nos pasó… Olga y yo fuimos porque nos habían tocado unas entradas, pero no llegamos a tiempo. Nos pasó de todo”, se reía Cris. Y al final llegó ‘Púdrete’, una canción que surgió fruto de la improvisación en el local de ensayo y que completó el concierto maravillosamente.

speaker-cabinets-bala-perduda

Los siguientes fueron el power trío Speaker Cabinets, que supieron muy bien como empezar. Lo hicieron con ‘Mr. Marshall’, un tema de su nuevo disco ‘Requiem For Atlas City’. Bajo (Nacho), guitarra (Guillem) y batería (Adrià) es el formato de esta banda que lleva años tocando pero desde hace dos años han decidido centrarse en el proyecto: “Todo empezó hace mucho. Pero hubo un parón y yo estuve tocando con bandas como Joana Serrat, Pumuky y Maria Rodés”, explicó el bajista.

Todo el disco gira alrededor de la enigmática Atlas City, una ciudad inventada “futurista y enterrada”. Durante el concierto sonaron otros temas del disco muy bailongos como ‘Whispery Song’ y ‘These Days’. El última tema Jimmi Blaze’ confirmó que había algo en ellos de los escoceses Franz Ferdinand. En esa el guitarra, autor de las letras de las canciones, destelló un solo magnífico.

sharman-den-bala-perduda02
sharman-den-bala-perduda03
sharman-den-bala-perduda01

Los ganadores Sharman Den, también formato trío, empezaron con ‘Down Again’ de su EP ‘Lower Hombre’. El líder y compositor de la banda Edu Verdú estuvo unos años viviendo en Londres, donde desarrolló su lenguaje folk: “Lo que hacemos ahora es diferente. Es formato rock, pero con muchas influencias”, explicó el músico. A diferencia de Verdú, que es músico autodidacta, la banda se completa con dos músicos profesionales: Jordi Blanes, profesor del Conservatorio y Dan Arisa, hijo del percusionista y batería Santi Arisa.

En el concierto sonó ‘My Videogame’,un tema con un deje blues aunque sin sonar clásico. El tema que da título al disco es ‘Low Hombre’ y es la más seductora de Sharman Den. Hay algo de místico en Edu ya que el nombre de la banda significa la guarida del chamán: “Cuando hago músico me transformo. Por esta relación con el chamanismo”. Un momento que cristalizó fue el solo de Arisa en ‘King of Hollow Hearts’ ya quepocas bandas se han atrevido a quedarse a solas con una sala abarrotada para interpretar un solo de este calibre.