Lansbury, historias cotidianas que enamoran

La cuarta semifinal del lunes 28 juntó a los brasileños Camaleônica, al folk cotidiano de Lansbury y a los rockeros White Hounds. Tres bandas muy jóvenes y con universos muy contrastados. Al final, Lansbury se llevaron la victoria con sus letras de historias cotidianas.

 

Eric Fuentes de The Unfinished Sympathy apostó por ellas, aunque todo quedó igualado con White Hounds, que consiguieron el voto de Pau Corbalán, de la plataforma Cooncert, y de David Arias del Primavera Sound. Sin embargo, la periodista Marta Salicrú de Time Out y la Sala Apolo coincidieron con los Camaleônica, el grupo que dio el pistoletazo de salida.

camaleonica-bala-perduda

Nacidos en Río de Janeiro pero afincados en Barcelona, Fernando y Felipe (Camelônica) sumaron a Alex hace pocos meses. La banda empezó en 2014 pero los dos brasileños se conocen de toda la vida: han evolucionado juntos y desde siempre han compartido la pasión por la música. Ambos escriben las letras (Felipe en castellano y Fernando en portugués) y componen las canciones.

El concierto de Camleônica quedó en cuatro canciones perfectamente enlazadas que invitaban a entrar en cierto estado de trance. Su música osciló entre los mantras, la electrónica y las melodías brasileñas. Un ejemplo de ello es ‘A bordo’, un tema que va creciendo a base de capas y más capas: “Nos gusta el caos, nos lo pasamos bien. Queremos buscar una sonoridad integrada, y ahora tenemos la química perfecta desde que entró Alex”, confesó Fernando.

lansbury-bala-perduda3
lansbury-bala-perduda2

Las siguientes fueron Lansbury. Crisis existenciales, historias cotidianas y miedos compartidos. Ellas son Berta, Lucía y Ariadna, tres chicas de Barcelona que en 2014 se juntaron para compartir esas letras que recuerdan a los inicios folkies de Manel. Su directo era un ejemplo del “menos es más”: Un ukelele, una guitarra, una batería… y las dos voces.

Nos quedamos con el momento fan que consiguieron con el público cantando los  estribillos. Otro hit fue la versión de ‘You and Bobby McGee’ de Janis Joplin, una cover más folk y con una letra transformada (“Potser un dia oblidarem les nostres grans fatalitats i enyorarem aquells temps de quan tu i jo érem tu i jo”). Berta y Ari, que se conocieron estudiando diseño, tienen mucho en común y así lo demuestran sus parecidas voces: “Nos gusta la chanson francesa y el folk”. Ari describió su proyecto como “algo un poco Frankenstein”, mientras Berta explicó que su música “implica estar muy cerca de la gente, ya que nos gusta cantarles y mirarles mientas tocamos”.

whitehounds-bala-perduda2
whitehounds-bala-perduda

Después del folk pasamos al rock con White Hounds. Helen (guitarra y voz), Toni (batería) e Iván (guitarra y voz) dieron caña al público. Empezaron con ‘Howl & Roll’, y le siguió ‘Ready To Go’, dos temas que combinan ideas clásicas del rock 70 pero con ese sonido más actual tipo The Black Keys o los inicios de The Strokes.

Los tres miembros, que vienen del Baix Llobregat y empezaron el verano de 2015, describen su música como “blues-rock con muchos riffs contundentes, aunque algunos con partes más melódicas”. Un ejemplo de ello es el apoteósico ‘My Kind of Pleasure’ que tocaron a la mitad del concierto.

El músicoypresentador de esta edición del Bala Perduda,  Joan Colomo, reflexionaba al final del concierto sobre las cuatro bandas finalistas: “¡Las tías doblan a los tíos, está guai!”, refiriéndose a los chicos de Retirada y Ricardo de Las VVITCH, comparados con las seis chicas finalistas (Gala y Mariona de Las VVITCH, las tres de Lansbury y Odina). Veremos cómo queda la cosa en la próxima semifinal…