El trap feminista es lo que se lleva

Ayer el trap de Las VVITCH ganó al mundo interior de Anur y al rock blues de Virgili & The Rivals. Fue una victoria casi unánime por parte del jurado -sólo la Sala Apolo dio su voto a Anur-, además de que gran parte del público apostó por el proyecto de Gala y Ricardo.

anur-bala-perduda2

Más de doscientas personas estuvieron en la ecléctica semifinal. En primer lugar, el proyecto de Arnau Musach que bajo el nombre de Anur presentó por primera vez un resumen de sus etapas musicales: “El disco ‘Anur’ representa la primera etapa; ‘Cercle etern’ sería la búsqueda de atmosferas y algo más vital, y la tercera que sería la más electrónica, maquinera aunque muy melancólica”.

El inicio del concierto de Anur fue muy atmosférico y poco a poco, la oscuridad fue apareciendo a través de capas que añadía con loops. Anur demostró ir más allá de los géneros, combinando punteados de guitarra clásica con bases electrónicas, flautas y un instrumento creado por él mismo que hacía sonar con un arco de violín. “Parto de la idea del mantra y supongo que viene de mi visión sobre la música en un sentido terapéutico y casi meditativo”, explicó el músico.

virgili-bala-perduda


La [2] de Apolo cambió de tonalidad con el trío Virgili & The Rivals, liderados por el músico tarraconense Gerard Virgili. Abrieron con ‘Rockstar dreams’, un tema muy rockero que sentó las bases de lo que iban a presentar durante 30 minutos. Su lenguaje tenía matices clásicos y blues, como se evidenció con la canción ‘Lonely’.

Este trío, en un inicio concebido como proyecto en solitario de Gerard, tiene dos particularidades curiosas: tocan sin bajo y ensayan en una iglesia de Lleida, ciudad de los otros dos músicos Oscar (batería) y Pol (guitarra). Aunque no consiguieron ningún voto del jurado, los Virgili se ganaron al público ya que después de interpretar la última canción (‘Amen’), pedía más de lo suyo.

las-vvitch-bala-perduda2

Y las vencedoras. Con pocos quilómetros de carretera, Las VVITCH consiguieron una vez más llevar su propuesta festivo-política en un escenario de Apolo. Se ganaron al público y al jurado del Bala Perduda, excepto al jurado representante de la Sala Apolo. “Ser un bala perdida tiene un punto de revolucionario y lo relaciono con la lucha” explicaba Gala en los camerinos.

Si una cosa está clara es que Las VVITCH saben lo que hacen y qué quieren hacer con su música. Cuando sonaron ‘Enamorada de la copa’, ‘Yo no soy tu bitch’ y ‘Hermana’, gran parte del público les siguió el show. Las VVITCH son Gala y Ricardo, quienes empezaron el proyecto “ya que en casa sonaba mucho trap”, pero también Dj Momo y Eric, quien ayuda a que “todo suene mejor”.